Noticias — September 24, 2002

Ganadora del Concurso Mundial de Oratoria en 1989: ??Acepta el reto!?

?La vida es una emocionante aventura, o no es nada! ? Karyn W. Bisdee, ganadora del Concurso Mundial de Oratoria en 1989 y Presidenta Mundial de la JCI en el 2000 Recientemente, una prestigiosa compa??a de investigaci?n llev? a cabo una encuesta sobre lo que m?s tememos. Ni las ara?as ni las alturas encabezaban la lista. El mayor temor de la mayor?a de las personas entrevistadas era hablar en p?blico. En 1989, una joven de la C?mara J?nior fue seleccionada para representar a su pa?s, Nueva Zelanda, en el Concurso de Oratoria del ?rea B. El tema era ?Nuestro Compromiso con los Derechos de los Ni?os?. Nerviosa e insegura, asisti? a su primera Conferencia de ?rea en Yokohama, Jap?n, donde de inmediato decidi? que su vida ser?a una aventura o no ser?a nada. Hab?a estado muy enferma durante su viaje a la Conferencia, pero ?sta era una oportunidad ?nica y no iba a permitir que se le escapara.
Escribi? su discurso y lo practic? hasta que las palabras se tornaron familiares y la pasi?n profunda e intensa. El concurso se celebr? en un sal?n peque?o en el que cada concursante estaba acompa?ado por un reducido grupo de seguidores. El discurso sali? bien, pens? ella, pero la competencia era fuerte. Cuatro d?as m?s tarde, en la Ceremonia de Premios, descubri? que representar?a a su ?rea en el Congreso Mundial en Birmingham, tras resultar ganadora del ?rea B. Un mes m?s tarde se dio cuenta por qu? se hab?an sentido tan enferma: Ella y su esposo tendr?an su segundo hijo. Emocionada y llena de j?bilo, pronto se enter? que el beb? nacer?a en diciembre, cuatro semanas despu?s del Congreso Mundial. Entonces comenz? el proceso de planificaci?n. Luego de una extensa discusi?n e investigaci?n, supo que podr?a viajar s?lo hasta seis semanas antes de la fecha del parto. El Congreso finalizar?a exactamente seis semanas antes (?una buena se?al para ella!). Viaj? junto a su esposo durante 28 horas para llegar a Birmingham, donde vivi? la mayor experiencia de su vida. Pararse frente a la Asamblea General, frente al presidente de la JCI Isfahani Sameen, los funcionarios de la JCI y los presidentes nacionales, era lo m?s osado que hab?a hecho y que probablemente har?a en su vida. Pero lo hizo con ocho meses de embarazo. Habl? sobre ?Nuestro compromiso con los derechos de los ni?os?. Nadie estaba m?s sorprendido que ella cuando la anunciaron como ganadora en la Ceremonia de Premiaci?n, y nadie se sorprendi? m?s con la llegada al mundo de Julia-Rose exactamente dos semanas despu?s, sana y saludable, en Nueva Zelanda. S?, maravillosos miembros de la JCI, tengo que decir que ganar el Concurso Mundial de Oratoria en 1989 fue uno de los momentos m?s importantes de mi carrera en la JCI. Nunca imagin? que alg?n d?a presidir?a un Congreso y escuchar?a los mensajes de los oradores en el a?o 2000. Participar en el concurso fue, sin duda, una experiencia que form? mi car?cter y me ayud? a superarme. Nuestro concurso de oratoria es una de las experiencias personales m?s interesantes y retadoras a las que podemos aspirar. Puede ser fuente de orgullo?orgullo de representar no s?lo a nuestro cap?tulo, sino tambi?n a nuestra naci?n y a toda nuestra ?rea en el mundo; orgullo en nosotros mismos por alcanzar este nivel. Imaginen la oportunidad de cautivar a todo un p?blico con su pasi?n e inspirar a otros a actuar. Tengan fe en que pueden lograrlo, que enviar?n un mensaje muy poderoso y se ganar?n las mentes y los corazones del p?blico. La comunicaci?n es la clave fundamental para el entendimiento humano?nuestras voces, nuestros ojos, nuestros cuerpos, nuestro tacto. ?Hay tantas formas de construir puentes para unir a la humanidad! Les exhorto a aceptar este reto, a participar en el concurso. Traten de ser lo mejor del mundo y ser?n lo mejor que pueden ser. Si no arriesgan nada, corren el riesgo de perder mucho m?s. Karyn W. Bisdee Ganadora del Concurso Mundial de Oratoria en 1989 Presidenta de la JCI en el 2000
Comparta este artículo
Done
Apoye nuestro impacto! Las donaciones nos ayudan a sostener numerosos proyectos nacionales e internacionales que contribuyen a entrenar, desarrollar y sostener cambio positivo alrededor del mundo